El fin del mundo es más bonito de lo que esperaba

Se llama Tierra del Fuego porque cuando Magallanes llegó -a lo lejos- vio humaredas incesantes… Eran las fogatas de los Yámanas (nativos), que cada tanto estaban encendidas. Así se protegían del frío, pues la ropa era prácticamente un invento que ellos no conocieron hasta que llegaron los europeos; en cambio, andaban semicubiertos con pieles ySigue leyendo “El fin del mundo es más bonito de lo que esperaba”