“No tengo vergüenza de ser feliz”

Y porqué tenerla?. Brasil siempre ha logrado sacarme una sonrisa con su samba. Más aún, al ver a su gente reunida en un callejón o en un bar, hipnotizados y armonizados bajo esos ritmos alegres y rápidos. Y aunque aún no logro el movimiento de los pies (eso es ginga!) aseguro que los míos noSigue leyendo ““No tengo vergüenza de ser feliz””

Recomendación para el camino: “Que sea!”

Creo que para comenzar podríamos cantarnos una de Drexler. La canción de este uruguayo se llama “Sea” (2001) y viene bien escucharla con la ruta que se nos aproxima. Vayámonos por los nuevos lugares y “Que sea, lo que sea”.  Hoy, desde Guayaquil, partimos más al sur comenzando por Lima. Ilustración de Jaime Aguiló

En la mitad

Porque al llegar a la mitad que no es mitad pero, al final, todos se toman la foto como si fuese la mitad del mundo, siempre nos podremos sentar a tomarnos un Helado Salcedo. Ese que tiene como tres colores y que marca al ecuatoriano desde pequeño (tanto como la guagua, la colada morada ySigue leyendo “En la mitad”