Tango, colores y manifestación

Extractos de momentos en Buenos Aires.
 
 

Los domingos en San Telmo —un barrio bohemian-chic de Buenos Aires— se abre una gran feria de antigüedades, donde también convergen espacios para la música, el baile, el arte y el ocasional showman.

Los tangueros de barrio se reúnen al término de la feria en la plaza Dorrego.

Son profesionales y aficionados, jóvenes y ancianos, hombres y mujeres que vienen desde todos los rincones de la ciudad y se unen al mismo son: el tango.

Sus cuerpos no bailan, reaccionan a la música. Como si fuera una extremidad que se conecta directamente con su mente.

Ellos sienten de otra manera el tango porque no es su profesión. Lo han aprendido como el idioma y hablan enredando sus piernas los unos con los otros.

Un poco más al sur está La Boca. Otro barrio emblemático de la capital porteña.

Chapas, maderas, cartones y cualquier otro trasto con el que se pueda crear una pared y otra pared y otra. Así fue como nació La Boca hace muchos años ya, al pie del riachuelo.

Es todo un arcoiris de texturas y recovecos. Un conventillo al lado de otro. Son pasadizos a la historia de la legión de inmigrantes europeos de Argentina. ¡Y claro! la música en todas partes.

Pero ESA música: el tango. Que dicen unos nació aquí en esa calle que llaman Caminito, que es cuento y que es canción.

En el centro de Buenos Aires, en capital, como dicen, está la Casa Rosada, la Plaza de Mayo, la línea A del subte —la primera— y todas las calles que te llevan ahí:

Todos los caminos llevan a Plaza de Mayo.
Todos los caminos llevan a Plaza de Mayo.

Desde estas calles puedes llegar, como esos caminos que te llevan a Roma, pero en esta ocasión al centro de la protesta social.

Mensaje tatuado en Plaza de Mayo.
Mensaje tatuado en Plaza de Mayo.

Con batucadas, pancartas, desfiles y más que todo con pasión aprovechan los porteños este espacio público para defender sus derechos. Sea sexuales, de género o políticos.

Es así que en menos de 14 días logramos ver un plantón por las mujeres que sufren de violencia sexual, el desfile GLBTI de Bs. As. Y la marcha 8N.

Para mi esta última fue impresionante.

Fue alucinante ver que desde todas esas calles mostradas, que convergen en Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, vinieran miles y miles y miles y más, por todos lados. Niños, adultos, ancianos,  cantando, protestando con furia pero sin violencia, con amor y pasión a su tierra. Esto, por todos los casos de corrupción e inestabilidad política que se vivían (y aún se viven) en el 2012 en Argentina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncio publicitario

Publicado por Sofía Bermúdez Q.

Viajar es mi lugar feliz | Travelling is my happy place.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: