Viajar entre letras

No puedo decir que soy una buena lectora. Cuando agarro un libro usualmente me demoro más de un mes en leerlo. Aparte, no leo más de 3 libros al año… y esto con suerte.
Sin embargo, me gusta leer.

Cuando un libro me agarra a mi, es difícil que lo suelte; aunque tengamos nuestros altibajos, como toda relación, a paso lento, un capítulo a la vez.

En El Caminito, el museo abierto del barrio La Boca, en Buenos Aires, encontré esta frase…

“La lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren”
– F. Croisset

Y es que hay mil formas de viajar sin viajar. Tal vez la primera que se aprende sea a través de la lectura, viviendo historias creadas; otros viajes inician en la imaginación y puede que terminen en la realidad; también escuchando realidades ajenas. Para otros tal vez algún porro sirva.

En esta ocasión he decido viajar también con un libro de cuentos. 

Cuentos
Cortázar y Buzios

Cortázar me acompañó en el viaje y recorrí con él entre hydras, cajas de fósforos, amores enumerados y más…

Amor 77
De amores y disfraces

Confieso que me estoy enamorando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s